ALI

Libro

Libro
Libro y ebook para aprender y mejorar la conducción de tu moto en rodadas y tandas de circuito, normas para rodar y consejos practicos.Pincha en titulo

jueves, 13 de enero de 2011

Ana y las Vespas

Hace poco conocí a Ana por internet, nadad mas conocerla  me transmitió su gran pasión por las motos y los scooters, ante tanta pasión no me pude resistir y le ofrecí colaborar con el blog, rápidamente me contesto que si y preparo su presentación, A partir de ahora nos contara sus aventuras sobre su Vespa, pero mejor que la conozcáis vosotros:

Muy buenas, qué tal? Soy Ana Torregrosa, y soy scooterista.

Tengo una PX 200 Iris de 1988 desde 1998, sin restaurar, actualmente en rojo y con el manillar negro y dos espejos distintos ;) Pero lo más importante es que tiene un buen motor pese a los más de 60.000kms que marca el cuentakilómetros.

Enrolada en las filas scooteristas del Scooter Club Alicante Modern Vintage desde el 2008, estoy loca remota por las Vespas 

Trabajo como Masajista en las instalaciones del gimnasio (Marjal Sport) del Camping Marjal en Guardamar del Segura y también trabajo para empresas, particulares, eventos.
Aprendí a ir en moto en el Vespino, pero a conducir aprendí en la NSR75 de mi hermano Pablo a los 19 años. Cuando él no la utilizaba la cogía yo los fines de semana y me iba por ahí conmigo misma. Tengo un recuerdo muy bonito de esa moto y de mis subidas a la Carrasqueta . Durante aquellos años, leía con interés el SoloMoto, Motociclismo y alguna que otra revista que circulaba por mi casa., Es entonces cuando de mi cuenta de que me gustaba mucho ir en moto. Varios amigos tenían moto y de vez en cuando me iba con ellos (de paquete) y organizábamos excursiones par ir a comer por ahí


La Vespa la compré por pura necesidad y conveniencia. Trabajaba en una constructora en la Rambla de Alicante y perdía mucho tiempo en bus y en coche, inviable. Mi amiga Laura tenía una Vespa, a mi me encantaba ir con ella, qué risas!, así que me emperré en que quería una. Mi primera moto ¡!

Recuerdo mi primera salida con el club como algo muy especial, fue en abril de 2008. Yo vivo fuera de Alicante y me hice 250km ese día, éramos 30 Vespas y Lambrettas de distintos modelos y colores, más o menos en fila y más ó menos despacio.La verdad e que daba gusto vernos por las carreteras secundarias de las montañas alicantinas. Aquello fue mi primer contacto con un grupo tan numeroso y en unas carreteras tan bonitas.

Me llamó muchísimo la atención el ver hasta qué ángulo pueden llegar a tumbar las Vespas, fue como un “shock visual”.. Para ser una moto tan pequeña, tan inestable y tan difícil de conducir pensé que yo también podría hacerlo y lo hice! .. no sé hasta qué punto, pero pude seguir al grupo que iba en cabeza.. y yo no voy despacio..

Fue una experiencia super-emocionante. Me lo pasé como una niña chica ese día. Conocí a una gente fantástica, y disfruté mucho las vistas de los distintos parajes por los que pasábamos. Maravillosísimo!. Llegué a mi casa más revolucionada que una lavadora de la emoción!!


Desde entonces he sucumbido al encanto de los “Rallys”, es decir, de las concentraciones de Vespas y Lambrettas clásicas, si, solo clásicas

Os podríais sorprender de la cantidad de clubes que hay en todo el mundo y la gran afición y adicción a éstos “yerros con marchas”.

Una Vespa es muy difícil de conducir. Tienen las ruedas muy pequeñas, el motor a un lado, frenan malamente, si llueve patinas y si hace aire una Vespa es como la vela de un barco, mejor no la cojas.. Pero después de varios años conduciéndola ya la conoces, y tu Vespa es tu Vespa. Consume relativamente poco (si la llevas de serie), tiene un gran ángulo de giro, es super-cómoda, puedes llevar mucho equipaje para viajar sin prisas, y si te olvidas de ella un tiempo, cuando le vuelves a dar una patada, arranca. El ingeniero de aviones que diseñó la Vespa sabía lo que hacía.

Las Lambrettas son un poco distintas, más largas, el motor centrado, las mismas ruedas, manillar más corto,.. No he subido nunca en una Lambretta, pero entre mis compañeros del club hay unas espectaculares y la verdad es que cada vez me gustan más.

Parte de la familia scooterista de Alicante. Qué gran familia ¡! Orgullosos con los premios en el bar donde nos reunimos con frecuencia.

Creo que una de las mejores cosas que tiene el tener una Vespa ó Lambretta clásicas es que conoces una gente muy especial. Todos tenemos en común las Vespas y las Lambrettas, las utilizamos, las cuidamos, nos sacan de paseo, viajamos para reunirnos más hermanos scooteristas, amigos 4ever! ,Tener en común un hobbie tan divertido te rodea de gente divertida y eso es contagioso.......

Podeis ver sus perfiles en facebook twitter o sus fotos en picasa
Publicado por : Ana Torregrosa
Publicar un comentario